jueves, 31 de julio de 2014

[Entontecido por la esperanza…]

Vivimos en todo momento esperando algo mejor que lo que tenemos, y frecuentemente a la vez con nostalgia arrepentida de lo pasado. En cambio, el presente lo tomamos solamente como algo provisional y no lo consideramos otra cosa que el camino hacia alguna meta. Por ello, cuando miran hacia atrás desde el final, los más encuentran que han vivido toda su vida interinamente, y se asombran de ver que lo que dejaron pasar sin darle importancia y sin disfrutarlo era precisamente su vida, precisamente aquello en cuya expectativa vivían. Y así, la trayectoria vital del hombre consiste, por regla general, en que, entontecido por la esperanza, va bailando hasta caer en brazos de la muerte.

SCHOPENHAUER, El arte de insultar [Paralipomena, § 145]
Traducción de Javier Fernández Retenaga y José Mardomingo

lunes, 28 de julio de 2014

El desierto

¡Qué gran imagen para expresar la aridez de la vida!

Cruzamos el desierto cuando el dolor nos atraviesa; sentimos la acuciante sed cuando el agua viva huye de nuestra vida; tocamos la ardiente arena cuando vivimos en ascuas; respiramos la quemazón del aire cuando le falta aliento a nuestra vida...

En esos momentos, pasamos por la vida como quien cruza el desierto.

viernes, 25 de julio de 2014

[Nunca sentir…]

Nunca sentir alguna tribulación, ni sufrir alguna fatiga de corazón o de cuerpo, no es de esta tierra, sino del estado de la eterna holganza. Por eso no estimes haber hallado verdadera paz si no sintieres alguna pesadumbre.

Ni ya es todo bueno si no tienes algún adversario, ni está la perfección en que todo te suceda según tu querer.

KEMPIS, Imitación de Cristo, XXIX
Traducción de fray Luis de Granada

miércoles, 23 de julio de 2014

Prosemas [IV]

“Felices los felices”, proclama el mistagogo. Felices de toda felicidad, hasta el tuétano felices, y por siempre jamás.

Harto dichosa —y fatal— aquella felicidad que ciega a los seres como sol de justicia, o les aturde con perenne runrún; menesterosa felicidad la de quienes son felices por serlo.

Pero entre los pliegues de la engañosa felicidad, una sombra, o una duda, anuncia la verdadera senda hacia uno mismo.

¡Ay de los felices!

lunes, 21 de julio de 2014

“Conócete a ti mismo”

Además de ardua tarea, seguir el mandato oracular puede resultar peligroso. Sobre todo si, a fuerza de conocerse, acaba uno siendo enemigo de sí mismo.

sábado, 19 de julio de 2014

De paremiología

Para desdeñar los refranes sobran razones. Pero ¿quién no se sintió aludido alguna vez por esa filosofía de baratillo que refleja todas las contradicciones en que abunda la realidad? ¿Cómo no sentirse aludido, por ejemplo, por la belleza poética, y aun cinegética, del refrán que así reza: Donde menos se espera, salta la liebre? ¿Existe acaso quien nunca se viera asaltado por liebre inesperada en ignoto lugar? Portadora de buen o mal augurio, esa liebre se erige en símbolo de nuestro devenir.

sábado, 12 de julio de 2014

Prosemas (III)

De madrugada, lluvia torrencial. El día amaneció envuelto en una extraña luz amarillenta.

La lluvia hechiza y sume al alma en la suave melancolía, como si acariciáramos el lomo del tiempo.

Salvo que nos empape sin remisión, la lluvia suena a música. Y, además, limpia la mirada y estimula los recuerdos, dejándonos al borde de cualquier emoción inesperada.

En un singular poema, Francis Ponge radiografió a la lluvia que veía caer en un patio, lluvia que se ofrecía bajo aspectos muy diversos. Un poema en prosa, inexorablemente descriptivo; en prosa, como la lluvia que cae. Aunque, pensándolo bien, ¿qué mejor poema que la lluvia misma?

sábado, 5 de julio de 2014

Desafío a la razón

Cuando lo posible huye de nuestro horizonte, no es extraño que nos obcequemos en alcanzar lo imposible. Semejante desafío a la razón tiene un precio.

No conforme con volar, Ícaro desafía al Sol. Y el Sol le vence.